Chimenea eléctrica con 1800 W de potencia con bomba de calor integrada de intensidad regulable. Atractivo y nostálgico diseño para crear una atmósfera romántica.
Simulación de llamas de fuego. Intensidad de las llamas ajustable por niveles. Panel de control discretamente oculto tras la tapa delantera.
La St. Mortiz de Klarstein es una atractiva chimenea eléctrica que creará un cálido y acogedor ambiente en cualquier habitación. El único elemento que nos hará darnos cuenta de que se trata de un dispositivo moderno es la falta de la clásica tubería de escape de humo.

QUIERO ESTA GANGA